30 noviembre, 2017

Nutrición Clínica

Las enfermedades crónicas de carácter metabólico como diabetes o cáncer son una pandemia en países desarrollados como España (enlace). El entorno obesogénico se posiciona como el mayor motivante de un problema que afecta a la sociedad desde un punto de vista no solo social sino también económico. La alimentación es el aspecto más determinante en este entorno enfermante. La nutrición clínica puede ser una de las mejores intervenciones en este sentido. 

¿QUÉ ES LA NUTRICIÓN CLÍNICA?

La nutrición clínica es la aplicación de la intervención alimentaria en aquellos pacientes que tengan cualquier patología de base. Podemos aplicarla en problemas agudos como infecciones o en problemas crónicos como diabetes. Dentro de los problemas crónicos solemos tratar:

  • Dietas para diabetes tipo I, II y diabetes gestacional.
  • Dietas para síndrome metabólico.
  • Dietas para enfermos oncológicos.
  • Dietas para problemas de carácter autoinmune (crohn, colitis, celiaquía, artritis reumatoide…).
  • Dietas para personas con alergias o intolerancias a algún alimento. 
  • Dietas para personas con problemas renales, hepáticos o coronarios.

¿CÓMO TRABAJAMOS EN EL SERVICIO DE NUTRICIÓN CLÍNICA?

En la primera consulta evaluaremos tu historia clínica, informes médicos, analíticas e historia personal, tomaremos mediciones de la composición corporal por bioimpedancia y estableceremos un objetivo de mejora de la patología por consenso entre el paciente y el nutricionista. A continuación trabajaremos el aspecto social y nutricional para elaborar tu menú semanal personalizado con el que intentaremos crear un cambio positivo en tu salud y calidad de vida. La duración aproximada de la primera consulta son unos 60 minutos. 

En las siguientes re-consultas realizaremos el seguimiento de tu mejora mediante mediciones, análisis de la evolución de los síntomas y evaluaremos el seguimiento del plan nutricional para ver si hay que hacer cambios en los menús, alimentos, calorías o macronutrientes. La duración aproximada de las re-consultas son de unos 30 minutos. El número de re-consultas dependerá del objetivo, la patología y sobre todo el grado de compromiso del paciente. 

Nutrición Clínica